En el terremoto de México en 1985, se contaba con escuadrón de rescate canino?

18.9.15 Publicado por L u l u


Se cumplen 30 años de aquella fatídica mañana que destruyó parte de la Ciudad de México, con el terremoto de 8.1 que dejó más de 10,000 muertos y una marca muy especial para quienes lo vivimos y sabemos lo que la naturaleza puede hacer y lo frágiles que somos ante cualquier evento que provenga de ella.

En este video, vemos en vivo como inicia el terremoto mientras la conductora Lourdes Guerrero estaba al aire y trataba de calmar a los televidentes hasta que la señal se perdió ya que ese edificio de Televisa cayó, muriendo gran parte del personal que en ese momento laboraba en las instalaciones de dicha empresa.

Buscando información sobre el papel que tuvieron los perros de rescate en encontrar personas vivas o muertas, investigué llevándome la no grata sorpresa de que en ese entonces no contábamos con escuadrones con perros entrenados para ello; casi todos de las razas Pastor Alemán, Golden y Labrador. Los canes que vimos en esa ardua labor, venían de otros Países que habían enviado su ayuda. 
Hoy teniendo como antecedente el terremoto, contamos ya con ellos.

Les comparto un artículo de la Revista Animales de Compañia en donde habla sobre ello:

A partir del terremoto de 1985, que sacudió a  la ciudad de México; se evaluó la necesidad de contar con escuadras de perros de rescate, esto como producto de observar a equipos de Francia, Estados Unidos, Suiza, Canadá, Italia y Alemania, países que habían enviado a nuestro país escuadrones humano-caninas para encontrar sobrevivientes o cuerpos.

El 8 de febrero de 1986 integrantes de la Escuela de Trento, Italia, llegaron a México; impartieron un curso de rescate y seleccionaron personal mexicano para otorgar cuatro becas: dos para instructor y dos para figurante. Francisco José Barroso Santoyo y su perra de raza Labrador “Mancha” fueron de los dos elegidos. Al término del curso quedó instituida la primera escuadra de América Latina, que en México recibió el nombre de Escuadra Nacional de Perros de Catástrofe.

A mediados de 1986 llegaron a México los integrantes del escuadrón francés, del cuerpo de bomberos de París, Francia. Los bomberos franceses utilizaron sus ahorros y tomaron sus vacaciones para realizar el viaje; impartieron un curso a los bomberos mexicanos y regalaron cinco perros ya entrenados. También dieron una plática en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ahí se formó una comisión encabezada por el Dr. Eduardo Téllez y Reyes Retana, la Dra. Graciela Gallegos Gómez, la Dra. Irene Joyce Blank Hamer y el estudiante Francisco José Barroso, para organizar el primer curso de perros de catástrofe en octubre de 1986.

De ahí surgió la primera Escuadra de Perros de Catástrofe Universitaria de América Latina, de este modo la UNAM se convirtió en la primera institución oficial mexicana en contar con una Unidad Canina de Salvamento. Posterior a esto, se logró también establecer un convenio entre la República Francesa y la UNAM para que, en septiembre de 1987 fuese impartido otro curso a los estudiantes de veterinaria en la misma Facultad. A los pocos días de la clausura del curso, el grupo francés tuvo que partir rumbo a El Salvador a causa del terremoto del 10 de octubre. Junto con ellos fue Germán Otero, quien tomó parte en las acciones y logró salvar tres vidas. Así, México participó por primera vez en este tipo de rescates.

A partir del año 1988, el Equipo Universitario se convierte en el actual Programa de Manejadores de Perros de Búsqueda y Rescate (PMPBR) y se integra en la Dirección General de Servicios Generales; específicamente en la actual Dirección de Protección Civil. Por esos días también se crea la Unidad de Intervención de la UNAM, cabe comentar que los cuatro primeros cuerpos operativos que la formaron fueron: Bomberos, Vigilancia, Binomios Caninos y Paramédicos de la Dirección General de Servicios Médicos, dependientes todos de la Secretaría de Servicios a la Comunidad.
  
Desde 1986 el PMPBR-UNAM es un equipo multidisciplinario formado por voluntarios universitarios quienes reciben de la UNAM, la capacitación e instalaciones necesarias para formarse como binomios caninos de búsqueda y rescate de personas atrapadas en derrumbes o desaparecidas en zonas rurales.

Los perros son propiedad de los voluntarios; generalmente el voluntario que se acerca al equipo es porque quiere que su mascota haga algo más que vivir en casa, que pueda ser formada para ayudar a alguien. Actualmente los voluntarios con mayor experiencia se dan cuenta que se debe seleccionar con mucho mayor cuidado al perro, en muchos casos han obtenido buenos resultados, pero los de mayor experiencia hacen ahora hincapié en que la selección de una buena línea de perros de trabajo hace mucho más fácil la formación de un perro de búsqueda y rescate, el voluntario que no cuenta con perro tiene la oportunidad de conocer y garantizar en medida de lo posible su éxito en la formación de su próximo compañero de rescate. Los voluntarios reciben capacitación en:
·         Primeros auxilios humanos.
·         Primeros auxilios caninos.
·         Navegación terrestre.
·         Rappel.
·         Radiocomunicación
·         Protección Civil
·         Rescate Urbano

Desde su formación, este equipo ha prestado servicios operativos a la Comunidad Universitaria, pero también a la población en general, llamando a los teléfonos de emergencia de la UNAM.



Fuente y fotografia: Revista Animales de Compañia



  • Digg
  • del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Yahoo! Buzz
  • Technorati
  • Facebook
  • TwitThis
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google
  • Reddit
  • Sphinn
  • Propeller
  • Slashdot
  • Netvibes
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...