Sacrifico a mi perro o intento rehabilitarlo?

10.8.10 Publicado por L u l u



Hay terribles y tristes casos en que medicamente (y/o por humanidad) es necesario sacrificarlos pero realmente no hay alternativa? En este caso, nuestra amiga lectora ha luchado por una perrita, quien es la protagonista de esta historia.

Nuestra agradecimiento a Ana María Wysocki de Facebook. Esta es la historia que ella me ha compartido y la publico como ella la ha escrito:
Minnie  estaba abandonada en la calle,cerca de mi casa,yo le llevaba de comer todos los días. El día de Santa Rosa (30 de agosto de 2002) se avecinaba tormenta y lluvia y sin pensarlo la fuí a buscar.No soportaba la idea de que tenga que estar un día más en la calle sufriendo frío y soledad. La bañé y la llevé al veterinario. La vacunaron, la desparasité y comenzó a compartir la casa con otro perro viejito llamado Totó y que ya partió al paraíso.

A los 15 días empezó a sentirse mal, no coordinaba sus movimientos, caminaba y se caía, tenía fiebre, comenzaron los tics y su cabecita latía(diagnóstico: moquillo infeccioso).Sus ojitos se secaban y no podía abrirlos entonces le colocaba lágrimas para humedecerlos. Ya no se podía parar y perdió el control de esfínteres, comenzó a usar pañales.

Quedó cuadripléjica, me las ingeniaba para atarla contra una reja o entre dos sillas para mantenerla un poco derecha. Le daba agua con una jeringa y la ayudaba a comer poniéndole la comida en la boca, los tics eran fuertes y constantes y con el tiempo fue perdiendo los dientes,sólo le quedaron los colmillos saliendo hacia afuera.Muchos me decían que la haga sacrificar porque estaba sufriendo. Yo no me rendía. Le inyectaban antibióticos, suplementos vitamínicos, estimulante muscular y un neuroprotector-neurotrófico. Hice una bolsa con 4 agujeros para pasar sus patitas, la colocaba en ella y así la podía pasear.Un día la llevé hasta la puerta de la Iglesia San Roque, cerca de casa, y pedí que la ayude a superar esta enfermedad.

Cuando empezaron los días calurosos comencé a hacerle terapia en la pileta de natación de los chicos.Improvisaba un salvavidas alrededor de su cuello y la metía en la pileta (siempre cuidándola). Como intentaba nadar de a poco comenzó a mover las patitas delanteras y así a recuperar las fuerzas en ellas,no en las traseras. Pasaron los meses y en febrero del año siguiente le hice hacer el carrito ortopédico,de a poquito le enseñé a caminar y hoy se maneja muy bien.Ni el veterinario podía creer en su recuperación. Poco a poco fue perdiendo los tics, hoy ya no los tiene. Siempre vivió y vive muy cuidada:tiene su cuna, su sillón, nunca la dejé al cuidado de nadie, si viajamos de vacaciones va conmigo y camina con su carrito por la playa. Hace un año la operaron de nódulos mamarios y resistió muy bien la anestesia.Tiene sus caprichos, es muy mimosa y cuando escucha el timbre, suena el teléfono o alguien está entrando a casa avisa ladrando.

No es la única ,además de ella tengo 8 más:2 perritos (uno de 16 años y otro epiléptico) y 6 perritas (todas castradas).Todos fueron recogidos de la calle y son cuidados y atendidos con mucho amor

Agosto de 2010,
OCHO años de vida desde su enfermedad y gracias a una mujer amorosa, buena y valiente, Minnie ha vivido dejando su triste historia detrás.
Este es un verdadero ejemplo de amor a los perros
¡¡ Gracias Ana María !!



Te invitamos a leer discapacidad en perros primera parte:




  • Digg
  • del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Yahoo! Buzz
  • Technorati
  • Facebook
  • TwitThis
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google
  • Reddit
  • Sphinn
  • Propeller
  • Slashdot
  • Netvibes
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...